Consciencia·Sentires

“Es artista”

Advertencia: Si te asumes pobre por artista, mejor no leas.

“Es artista”, dice la gente como justificándole el drama.
“Es artista”, “siente mucho”, dicen como justificando su alcoholismo o que se halle perdido en alguna droga o en la depresión.

“Soy poeta”, habla el artista como explicando su pobreza.
“Soy escritor”, dice con cabeza baja, como dando razón de su hambruna.

No será que nos hemos creído de más las palabras con que otros definieron al artista.
Que hemos creído lo que otros poetas borrachos y cobardes, con el ego bien inflado, dijeron.

No será que es más fácil creer en todo lo que otros han dicho que creer en nosotros mismos;

que levantar el rostro y decir con orgullo: soy mujer, soy artista, artesana de la vida.

Consciencia·Expresando

Excitarse de éxito

Trabajar sin descanso,

en un ir y venir infinito de estímulo-recompensa;

el éxito o fracaso será sólo de uno.

Excitarse de éxito viene acompañado de un peso tremendo…

 

Cargo un peso de dimensiones glaciares,

lo llevo abrazado a mi espalda, pero sigo andando.

La pausa no es posibilidad cuando uno decide seguido,

aventurarse en una nueva locura sin precedentes.

 

Trabajar no tendría que ser el pago por hacer algo,

sino crear y persistir en algo que asegurará la vida

(entiéndase vida por cada pequeña parte de tiempo invertido en lo que nos hace sonreír, permite caminar o, incluso respirar; lo otro, debería llamarse “esclavitud remunerada”, ¿o ya se reconoce así?)

 

Nunca antes aposté por mí,

porque de veras da terror hacerlo

y porque cuesta “trabajo”.

 

Pocos valientes conozco.

Respeto y admiración para ustedes.

Consciencia·Literatura·Poesía·Sentires

El amor de los árboles

Un alma descalza merece otra igual,

de transparencia y todo menos lacerante.

 

Como amor de árbol a bella mujer que,

en un abrazo toma de ella lo que no necesita

y lo transforma en energía vital.

 

Como el amor del árbol que, invisible,

a través de la tierra envía lo mejor de sí para él que vive contiguo:

una conexión bajo tierra, pecho tierra, pecho a pecho;

imperceptible pero tan profunda como las raíces de cada uno.

 

Un alma desnuda no merece otra que se disfraza de honestidad para conquistar con engaño…

Para merecer el amor puro del árbol,

primero, hay que ser uno.

Consciencia·Literatura·Poesía

Ojalá pudiera escribir

He perdido la poesía.

Me abandonó de nuevo y,

quizá esta vez no vuelva.

 

No dijo adiós.

Sólo dejó de venir a mi mano,

dejó de presentarse como cura al daño.

 

Las palabras permanecen en silencio,

sin retórica ni rima que combine

sensaciones y sonidos con palabras.

 

Como si las frases no quisieran

venir a verme en este vacío inapelable.

Cómo si la lírica se hubiera escapado

por el agujero que traigo en el pecho,

ese que, desde hace rato, parece y no estar,

pero que en noches grita que lo escuche

para mostrarme las grietas que la última sacudida dejó.

 

Ese hueco que recuerda la esencia de la vida

y que se hace visible en noches cómo esta,

en que un poema me vuelve a acompañar.

Consciencia·Poesía

Finalmente, muere

He venido huyendo de tristes cantares,

con oídos sordos a llantos y lamentos

que aún se alojan al interior.

El pecho duele,

el sentimiento desaparece.

Se esfuman al tiempo sueños e ilusiones,

verdades y mentiras

que convergen en silencioso entierro;

sin abrazo que alivie

ni dedos ajenos que acicalen lágrimas.

Sin palabras de consuelo

ni caricias compasivas.

En muerte lejana el amor se desvanece,

sin encuentros de rozadura

de quienes mordieron la misma manzana

y abrazaron la misma almohada.

Muere en uno el amor del otro,

sucumbe en la soledad de un silencio catacumbar.

Deja de latir en la distancia

desbordado de sinceras gracias,

y sacude sin medida las consciencias

de aquellos que se amaron con el alma,

para abrir puerta a un nuevo comienzo.

Consciencia·Poesía·Sentires

Mujer inmortal

Cuando ella muera, no morirá.

Se quedará en las personas

que bebieron el corazón del kakaw

mezclado y entregado por sus manos…

Tragos sagrados de aquella noche

que abrieron puertas ancestrales

y los ojos del alma de quienes se sentaron

dispuestos en el círculo de amor.

Cuando ella muera, no morirá.

Se quedará en las voces que cantaron su tristeza,

arrojaron la rabia al fuego y bailaron la felicidad.

Cuando el espíritu renace,

vida se suma al presente.

*Dedicado a una gran mujer que eligió el arduo camino de la consciencia*

Consciencia·Expresando·Por El Gusto·Sentires

Siempre fue así

Con esta carta me despido de ti.

No quiero poner culpas, ni sensaciones oscuras en este texto… Sé que no tengo la capacidad para detener tus sueños, para atarte o cortar tus alas, pero puedo contribuir a que las guardes, a que no quieras usarlas, del mismo modo en que podrías hacerlo conmigo.

Por eso te escribo esto, porque hoy me siento ligeramente más consciente de lo que es el amor, como nunca lo había experimentado. Han sido días de golpe tras golpe, de caída tras caída, porque el alma sabe lo que busca, sabe hacia donde no va.

Es cierto, somos seres libres… Hoy quiero dejarte en libertad, aunque jamás has sido mío, pero mi cabeza se convenció de eso y también me libero de ti.

Si quieres viajar, bailar, ir, venir, hacer o deshacer, hazlo. Yo haré lo mismo. Voy a decírtelo, voy a contártelo, porque eres importante para mí y espero eso mismo. Pero no intentaré detenerte ni voy a detenerme. Si tu sueños están lejos de mí, ve por ellos, quizás yo esté aquí cuando vuelvas, quizás no, pero tus sueños son sólo tuyos, igual que los míos.

Prefiero que vueles y que vivas porque la vida es tuya, así como yo prefiero vivir y volar porque la vida es mía.

Ojalá hubiera sentido esto antes, antes de que nos separáramos irremediablemente.