Danza·Literatura·Poesía·Por El Gusto·Sentires

Sin ella

No te toco,
mis brazos acarician tu recuerdo,
ondean como bandera al compás del viento, 
pero no te alcanzan aún.

 

Añoranza de desdoblar el alma,

con un vuelco de emociones 

llenas de creencias inexorables,
que arremeten contra

la templanza mal pescada.

 

Danza, danza, danza…

que no vuelves a mis pies ni manos…

 Si te miran, estos ojos todavía destellan.

Te has quedado dentro,

palpitando una sonata infinita de delirio, 

de ilusión que aguarda ansiosa,

para probar de nuevo

la deliciosa duela que me rozará los metatarsos.

 

Retorna el movimiento libre del alma,

entrégame la música que correrá por mis oídos como agua viva de río,

que golpea el cuerpo,
que recuerda y olvida,

un abrazo denso, certera entrega de ser al ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s